La morosidad continuará creciendo en España en 2013

Las previsiones de la agencia de calificación Moody’s y del Banco de España apuntan a que la tasa de morosidad seguirá creciendo durante este año. No obstante, desde el organismo español indican que es un hecho “coherente” dada la situación de endeudamiento excesivo que se está arrastrando.

14 ene 2013 en Actualidad sobre morosos - Lectura: min.

La morosidad continuará creciendo en España en 2013
morosos
Durante el 2013 se espera una clara subida de la morosidad en España.

Tanto el Banco de España como la agencia de calificación Moody’s son claras al respecto: la tasa de morosidad en España durante este año no sólo no se estancará, sino que seguirá creciendo.

No obstante, aunque la afirmación pueda resultar demasiado tajante y no muy halagüeña teniendo en cuenta a la situación actual, desde el Banco de España confirman que se trata de una tendencia "coherente" debido a que los años de expansión continuada supusieron, también, "un nivel de endeudamiento excesivo".

Según el Informe de Estabilidad Financiera elaborado por el organismo español, consta también que el crédito bancario ha seguido cayendo. Pero advierte que este hecho no debería frenar el crédito que se concediera a sectores como la importación o las empresas de nueva creación. "Son los que disponen de mayor capacidad de dinamismo y de impulso de la actividad económica", especifica.

Desde Moody’s lo que valoran es que se seguirán produciendo refinanciaciones de las hipotecas para, en parte, mitigar esta morosidad pese a que pueda suponer un aumento del riesgo en pérdidas en el futuro.

Desde su punto de vista, y debido a la caída del precio de la vivienda, las pérdidas serían aún mayores si los bancos, en vez de refinanciar y cambiar las condiciones de los préstamos, empezaran a ejecutar las hipotecas o a vender propiedades.

En este ámbito, desde el Banco de España recuerdan que el aumento de la tasa de morosidad del crédito para la vivienda se ha producido, fundamentalmente, por la situación del mercado laboral actual y la debilidad general de la actividad económica.

Sin embargo, la tasa de morosidad para la compra de viviendas por parte de las personas físicas se situó en junio del año pasado en un 3,1% frente al 7,5% de los créditos para otros fines, por lo que, realmente, en este caso, sigue siendo relativamente reducida.

La explicación que ofrecen es que esta menor morosidad del crédito hipotecario minorista se debe a que, realmente, las entidades no comercializan significativamente productos con mayor riesgo, como podría ser el caso de los destinados a la compra para el posterior alquiler.

Foto: abogados365.com

Deja tu comentario

Ver

Si te ha interesado, aquí tienes más